Oír y escuchar… ¡un trabajo de todos!

Home / Fernando Moriche / Oír y escuchar… ¡un trabajo de todos!

Oír y escuchar… ¡un trabajo de todos!

Oír, significa percibir sonidos , palabras y distinguir sonidos; cuándo oímos lo hacemos con nuestro sistema auditivo y es algo fisiológico.

Oír = percibir sonidos

Escuchar, es poner en juego otras funciones cognitivas, cómo poner atención, recordar, pensar y razonar.

Escuchar = Oír + interpretar

Las principales diferencias entre escuchar y oír son:

  • Escuchar pertenece al orden interpretativo del lenguaje frente a oír que se incluye en el territorio fisiológico.
  • Escuchar implica la interpretación del lenguaje dando significado al sonido versus a oír que conlleva percibir simplemente el sonido.
  • Escuchar es activo frente a oír que es pasivo. Podemos dejar de escuchar cuando queramos.
  • Escuchar implica la realización de un esfuerzo físico y mental. Mientras que para oír no es necesario dicho esfuerzo.

Vista esta pequeña introducción, se nos puede presentar lo siguiente, que tengamos un jugador que oye, pero que no escucha. Esto es un problema que tiene que detectar el entrenador, y muy difícil de resolver; esto puede ser por varias causas: Qué el entrenador no llega con su comunicación a los jugadores, el jugador puede tener un déficit de atención y por último que el jugador este pensando en sus cosas y todavía no se ha enterado que el entrenamiento a  comenzado. Muchos entrenadores y me incluyo que hemos intentado resolver el problema, como si se tratara que el jugador es el problema y yo soy un entrenador estupendo, genial, y el chico es el que no se entera de nada y esta empanado; por ese sitio vamos mal, el problema es de todos y entre el jugador y el entrenador tenemos que tratar de solucionarlo.

1º. Hablar con él jugador, para saber si tiene algún tipo de problema familiar, en el colegio, etc…

2º.- Utilizar herramientas y estrategias para poder llegar al jugador

3º.- Tener paciencia, con este problema.

4º.- No culpar al jugador de todos nuestros males, tanto a nivel individual, como colectivo.

5º.- Todos los jugadores no tienen la misma capacidad de aprendizaje

6º.- Nuestra misión más importante es que el jugador pase de oír a escuchar.

CONCLUSIÓN: El saber escuchar, es decir, prestar atención más allá de solamente percibir palabras y sonidos, es la habilidad más importante que puede uno aprender para ser más efectivo y sostener relaciones estrechas y significativas.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

C-SGE3CWsAQvSPg.jpg-largeahmet-can-duran-u18-fenerbahce-istanbul-angt-final-four-istanbul-2017-eb16